Hospital de la Santa Creu
i Sant Pau

Calle Sant Quintí nº 89
08041 Barcelona
Tel.: 93.291.90.00
Fax: 93.556.56.07
E-mail: cir_plastica @ santpau.es
Web: ww.santpau.es
Consulta mapa
Hospital del Mar
Passeig Marítim 25-29
08003 Barcelona
Tel.: 93.248.39.71
Fax: 93.248.33.13
E-mail: hospitaldelmar @ parcdesalutmar.cat
Web: www.parcdesalutmar.cat
Consulta mapa
Fundació Puigvert
C/ Cartagena, 340-350
08025 Barcelona
Tel.: 93.416.97.00
  93.416.97.07
Web: www.fundacio-puigvert.es
Consulta mapa
Técnicas de reconstrucción con tejidos propios

En los últimos años, la cirugía plástica ha avanzado hacia las reconstrucciones de la mama fisiológicas o autólogas, es decir, las reconstrucciones que sustituyen el tejido que se ha perdido de la mama por el tejido natural de la paciente que más se le parezca . Por ello, el primer paso supone buscar y localizar en el cuerpo de la mujer el tejido más similar al de la mama, una parte del cuerpo que se caracteriza por una piel fina y la pigmentación,  está determinada por el origen étnico de la mujer y que dispone una cantidad de grasa de una consistencia particular.

El otro aspecto clave que se plantea es como transportar estos tejidos de otras partes del cuerpo hasta el tórax, manteniéndolos vivos, para reparar la mama. En este sentido, las técnicas de reconstrucción con tejidos propios dependen de las características que presentan las posibles zonas donantes de tejidos disponibles en cada paciente y, también, de qué capacidad técnica tenga el cirujano plástico para transferir estos tejidos de la manera más óptima.

En los últimos años el conocimiento anatómico de los vasos sanguíneos de la piel han avanzado mucho así como el desarrollo de las técnicas microquirúrgicas  de la paciente. Todo ello supone que hoy disponemos de técnicas para reparar la mama con el tejido más apropiado y minimizar las secuelas quirúrgicas de la paciente.

Antes, cuando la cirugía empezaba a practicar reconstrucciones de pecho después de la matectomia, sólo se planteaba aportar a la mujer algo mejor que una prótesis externa para llenar el sujetador. En cambio, las nuevas técnicas autólogas abrieron un universo de nuevas posibilidades. Como nota diferencial, no tratan sólo de llenar espacio sino recrear la mama de forma natural y que la mujer lo pueda notar en cualquier momento de la actividad diaria. En algunos casos, con el paso del tiempo, puede incluso recuperar parte de la sensibilidad ya que los nervios del tejido utilizado conectan con los nervios del pecho. Cuando se completa definitivamente la reconstrucción, la mama forma parte del cuerpo femenino.



Fecha última actualización: 04/11/2016 - Total de visitas: 3322
Diseño web: